miércoles, 20 de febrero de 2013

El mundo está para comérselo

TÍTULO
... y a pesar de todo,
el mundo está para comérselo

Seguiremos vivos mientras nos quede apetito para saborear la vida. En una comida fuera de casa yo también espero a  los postres. Sería capaz  de llegar tarde por encontrarme una copa de nata, fresa, macedonia y chocolate dispuesta en la mesa para mí. Los postres es lo primero que miro en una carta. Dejaría correr los entrantes, el plato principal...¡que llegue al postre con hambre!
Poco importa lo que pase si aún nos quedan ganas de comernos el mundo.
Publicar un comentario